domingo, 28 de agosto de 2011

TESOROS DE COLOR AMARILLO

Yo tengo una máxima: si crees en los sueños, se harán realidad. Creer y crear son dos palabras que se parecen, y se parecen tanto porque en realidad están muy, muy cerca. Tan cerca que si crees, creas


Albert Espinosa
"El mundo amarillo"

viernes, 26 de agosto de 2011

EL CUENCO DEL ABUELO

(SEGONS VERSIÓ DE JOSÉ SARAMAGO EN “LAS INTERMITENCIAS DE LA MUERTE”)

En pocas palabras se cuenta, y aquí la vamos a dejar para ilustración de las nuevas generaciones que la desconocen, con la esperanza de que no se burlen de ella por ingenua y sentimental. Atención, pues, a la lección moral. Érase una vez, en el antiguo país de las fábulas, una familia integrada por un

lunes, 22 de agosto de 2011

PASANDO CUENTAS

Maria coge el camino de tramontana. Camina lentamente, mirada perdida delante de sus pies, ojos llorosos, frente fruncida, labios apretados, pensativa, la cara tensa. Trae, como es habitual, la mochila con el portátil en la espalda. Sube la Montaña Mágica de los Siete Vientos, tan suya. Por el mismo camino que tan bien conoce de subirlo tantas veces. Casi siempre con el corazón abierto y alegre.

QUE TODOS TENGAMOS....


La suficiente alegría para poder ser amables
Las suficientes dificultades para poder ser fuertes
Las suficientes penas para poder ser humanos
La suficiente esperanza para poder vencer la tristeza
Los suficientes amigos para poder confortarlos
Los suficientes fracasos para poder ser humildes

viernes, 19 de agosto de 2011

LA REUNION DE GAIA

De tanto en tanto en la escuela infantil donde trabaja Maria organizan o participan en actos sociales abiertos a todos los protagonistas educativos del pueblo, madres y padres, maestros y alumnos, pero, sobretodo también se busca implicar a las autoridades municipales, agentes sociales, representantes diversos y otros de nombres tan altisonantes como, muchas veces, vacíos de contenidos y de actuaciones prácticas y efectivas.

lunes, 1 de agosto de 2011

DESGRACIAS


"Mi vida está llena
de terribles desgracias,
la mayoria de las cuales
nunca sucedieron"


Michel E. de Montaigne